“Me siento muy solo” y, Conexión: Una Opción Para Evitar la “Soledad”

Estamos dispuestos a enfocarnos en los demás?

Cullen Hightower dice:  “ Los mejores amigos se hacen de perfectos extraños”

Todos los seres humanos poseen el deseo de conectarse con otras personas, sin importar cuán jóvenes o ancianos sean.

La necesidad de conexión es motivada a veces por un deseo de recibir amor, pero también puede darse por sentimientos de soledad, la necesidad de aceptación, la búsqueda de satisfacción, o el deseo de tener éxito en los negocios.

Cómo podemos satisfacer nuestro deseo de relacionarnos?

Cuál es la mejor manera empezar?

En otras palabras:

Cómo podemos conectarnos?


La respuesta es, que debemos dejar de  pensar en nosotros mismos y empezar a enfocarnos en las personas con quienes deseamos construir relaciones.

Por eso la pregunta clave en el factor conexión es:

“Esta usted dispuesto a enfocarse en los demás?”

Este, es un estado en la mente y el corazón, en que procuramos constantemente el beneficio mutuo en todas las interacciones humanas  y  de este modo “todos ganamos”.

El Sr. Stephen R. Covey dice:

“Todos ganamos” se basa en el paradigma de que hay más que suficiente para todos y que el éxito de una persona, no incluye el éxito de los demás.”

Para aumentar su probabilidad de conectarse con otra persona, usted necesita entender y aprender principios de interacción, que  más adelante mencionaré.

Si somos sinceros con respecto a las relaciones, admitiremos que hay algunas personas con quienes queremos pasar tiempo y otras con las que no.

Que separa las buenas relaciones que deseamos, de las que no nos interesan?

La respuesta es SINERGIA, sinergia es simplemente, el resultado de la acción conjunta de dos… o más causas.

En algunas relaciones todos ganan, ellas añaden valor a ambas partes y esto es gratificante…

Y, esto es fundamentalmente lo que deseo hacer: “Añadir valor a tu vida, es un gran deseo y es un placer para mí.

Creo que toda relación tiene el potencial de rendir ganancias a ambas partes, aunque no todas las relaciones logran obtener ese resultado.

No obstante, si las personas entran a una relación con mentalidad de inversión, después de haber establecido conexión y desarrollado confianza mutua, en muchos casos el resultado es una relación de beneficio mutuo.

Lo maravilloso de las relaciones en las que todos ganan es que pueden forjarse en cada área de la vida y en todo tipo de relaciones: entre esposos y esposas, padres e hijos, jefes y empleados.

Si ambas partes sostienen una actitud generosa y sus necesidades son satisfechas, entonces la relación puede convertirse en algo muy especial.

“La moneda” que intercambian no tiene que ser la misma.

Quizá ambos se ofrezcan amor incondicional; una persona puede proveer admiración y lealtad y la otra, seguridad.

Una puede ofrecer tutoría y la otra gratitud.

Una puede desarrollar el negocio y la otra proveer el cheque de nómina.

Una puede ofrecer buen humor y la otra ser una gran audiencia.

Mientras   ambas personas experimenten éxito continuo en las áreas que valoran como individuos, desarrollarán SINERGIA.

Cuando ayudamos a otros, nos ayudamos a nosotros mismos, trabajar juntos aumenta la probabilidad de ganar juntos.

En las mejores relaciones, el gozo de estar juntos es suficiente…

A la larga, las relaciones que benefician a un lado más que al otro, no duran.

Si una persona da todo el tiempo y el otro solo recibe, el dador tarde o temprano se agotará. Lo irónico es que el receptor también se sentirá insatisfecho porque sentirá que no recibe lo suficiente.

La única manera de construir una relación positiva, perdurable y con sinergia es: “Asegurarse de que todos los participantes ganen”.

Las relaciones son complicadas porque las personas son complicadas. Todos tenemos nuestras propias ideas, valores y esperanzas, y no siempre coinciden con los de a quienes amamos.

Los desacuerdos pueden ser saludables y enriquecedores si los vemos como una manera de desarrollar y profundizar nuestras relaciones.

La amabilidad y el respeto hacia otros puede contribuir a ello en gran medida.

“La amabilidad es la forma más alta de la sabiduría.”  El Talmud

Puedes dejar tu comentario y Yo personalmente estaré contestando tus preguntas.

Sinceramente…

Patrizia L.L.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s