“Me siento muy solo” y, Entre El Amor y El Odio

Una relación que se inicia como algo muy emocionante puede convertirse en una carga agotadora, temible, vergonzosa y peligrosa. Al decir “relación pareja” me refiero a cualquier relación amorosa entre dos personas que se atraen física y emocionalmente, llámese novios, pareja, esposos o amantes, sin importar si son heterosexuales u homosexuales.

El maltrato, por más cotidiano que sea, no es normal.

Cuándo  uno de los intrigantes de la pareja se dedica a abusar emocionalmente y/o físicamente del otro, se trata de una relación enferma.

Frecuentemente la violencia en una pareja inicia desde el noviazgo manifestándose de diversas formas, como el jaloneo, las manipulaciones y los chantajes. Más tarde, empiezan las escenas de celos, luego se pasa a los insultos y se acaba en muchas ocasiones en golpes, aunque éstos suelen empezar muchas veces  hasta que viven juntos.

El abuso emocional en la pareja se caracteriza por una agresión constante. Algunas de sus manifestaciones son la desvalorización, negación, denigración, los insultos, infidelidades, burlas, humillaciones, desprecios, silencios hirientes, actitudes ofensivas y faltas de respeto. El abuso  físico, por su parte, incluye desde empujones y apretones hasta fracturas producto de tremendas golpizas y,  en algunos casos, el asesinato.

“…solo existe este maldito amor que es más grande que yo.”  (Maná)

Cómo reconocer una relación destructiva

El Dr. Ernesto Lammoglia, lo define así:

¿ Has lastimado a alguien que quieres?

Para saber si eres violento, violenta, basta con responder “sí” a esta única pregunta. La respuesta debe ser “sí” o “no”, sin ambigüedades, como: “Bueno, solo una vez”. No nos referimos solo de lastimar físicamente; nos referimos también a lastimar emocional o psicológicamente. Respóndete a ti mismo, a ti misma y verás que no existe el “solo una vez”

Si recurres a la violencia física, debes estar conciente de que cuando atacas a otra persona estás violando la ley.

Asume la responsabilidad   por tus acciones y busca ayuda: eres una persona enferma y requieres tratamiento. Tu enfermedad no se detiene con juramentos ni propósitos de año nuevo; solo se detiene si recibes la ayuda adecuada. El hecho de que estés enfermo no justifica ningún acto violento; tu eres el único responsable. Cuando sientas que aumenta la tensión, retírate. Utiliza la energía proveniente de tu ira para caminar, correr o practicar algún deporte. Llama a una línea de ayuda para casos de violencia doméstica o acude a un centro de salud  y averigua acerca de los servicios de consejeros y grupos de apoyo para las personas que maltratan.

Más de 500 millones de mujeres son víctimas de algun tipo de violencia.

800 mil mujeres mueren cada año como consecuencia de la violencia de todo tipo… casi la mitad pierde la vida a manos de su esposo , ex-esposo o compañero.

Cada 18 segundos ocurre algún acto de violencia contra las mujeres.

Querida amiga, amigo… amate!! por sobre todas las cosas, la vida… vale la pena!

Un cariñoso abrazo…

Tu amiga… Patrizia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Me siento muy solo” y, Entre El Amor y El Odio

  1. felipe g a dijo:

    es bien dificil salir de una relacion coda y mas aun cuando tu niñez fue terriblemente dañada asi como tu adolecencia y toda tu vida
    .

    • Querido Felipe,
      TODO es posible, “Cambio de Actitud” a romper cadenas que nos han atado desde pequeños.
      Exito amigo, cuentas conmigo. Puedes contactárme a través de FB
      Usuario: Patriza Lpz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s